Diferentes manifestaciones de violencia social, intrafamiliar y doméstica.

Tiempo estimado
de estudio 20 min.

 
 

 
 

Todos los días leemos en los periódicos y escuchamos en la radio o en la televisión, noticias acerca de cómo las guerras acaban con poblaciones enteras en diversas partes del mundo.

También nos enteramos de la lucha de algunos grupos por obtener o mantener lo que consideran su derecho a ejercer la violencia en las ciudades y de cómo miles de personas mueren por falta de alimentos, mientras otras los tienen en exceso.

Estas noticias, de una u otra manera, nos están indicando el grado de violencia que nos rodea.

La violencia NO es la forma de resolver nuestras diferencias.

Probablemente hemos sido testigos de algún tipo de violencia muy cerca de nosotros o nosotras, en nuestra comunidad o barrio, ya sea entre personas, familias o grupos. Las causas pudieron ser robos, pleitos por alguna pertenencia, terreno o territorio, o simplemente discusiones que se salieron de control.

Tal vez también hemos estado en alguna situación como víctimas de la violencia, por ejemplo cuando nos han gritado, insultado, amenazado o golpeado; o bien hemos sido los violentos cuando le gritamos a otra persona, la insultamos, la amenazamos o la golpeamos.


P‡gina siguiente