6. Estrategias para fomentar la motivación y el aprendizaje mediativo

Para que el alumno logre encontrar en las diferentes tareas que se realizan en clase, se debe fomentar en éstos que vean al aprendizaje el valor del adquirir conocimientos para su vida cotidiana y no sólo como una tarea que más de ser de aprendizaje sea el terminarla sin ningún efecto en su estructura cognoscitiva.

Las influencias sobre la motivación de los estudiantes para aprender pueden resumirse en tres preguntas básicas

  • ¿Cómo puedo tener éxito en esta tarea?
  • ¿Quiero tener éxito?
  • ¿Qué necesito hacer para tener éxito? (Eccles y Wigfield, 1985) 1

Condiciones necesarias en las aulas

Hasta satisfacer las cuatro necesidades básicas, ninguna estrategia motivacional tendrá éxito. Una vez que estos requerimientos están cubiertos, habrá numerosas estrategias para ayudar a los estudiantes a obtener confianza, valorar el aprendizaje y permanecer con la preocupación de la tarea (Brophy,1998;Lepper,1998)

Primero, el salón de clases debe estar relativamente con una buena organización y sin interrupciones ni desviaciones constates.

Segundo, el profesor debe ser una persona paciente que dé apoyo y no castigue, critique o avergüence a los estudiantes por sus errores, por ejemplo, dar la calificaciones de los exámenes de manera grupal y más que ayudarlos se sienten devaluados, de lo contrario al dar las calificaciones de manera individual se permite al alumno que aprenda de sus errores para un mejor aprendizaje.

Tercero, el trabajo debe ser desafiante pero razonable. Si el trabajo es muy fácil o bastante difícil, los estudiantes tendrán poca motivación para aprender y sólo se centrara en terminar la tarea y no en el aprendizaje que puede darle dicha tarea para su desarrollo cognitivo.

Cuarto y último, las tareas deben ser auténticas (Brophy, 1983; Brophy y Kher, 1986; Stipek,1993)es decir, que sean congruentes con el objetivo que se desea alcanzar, además tomando en cuenta las necesidades y los niveles cognoscitivos de cada uno de los alumnos.

Ver el valor del aprendizaje.

Los profesores pueden utilizar estrategias de motivación intrínseca y extrínseca para ayudar a los estudiantes a ver el valor de la tarea de aprendizaje.

En el proceso, debe tomarse en consideración la edad del estudiante. En el caso de los niños de edad menor, el valor intrínseco o de interés es un determinante más importante que el logro o el valor de utilidad. Puesto que los estudiantes más pequeños tienen un enfoque más inmediato y concreto, tienen problemas para ver el valor de una actividad que se asocia con metas distantes como obtener un buen empleo. Por otro lado, los estudiantes de más edad tienen la capacidad cognoscitiva de pensar en forma más abstracta y asociar lo que ya saben con loas posibilidades futuras, de modo que el valor de utilidad cobra importancia para estos estudiantes (Eccles y Wigfield, 1985). Y aún así hay que considerar que cada uno de nuestros alumnos tienen difernte tipo de motivación

Logro y valor intrínseco.

Para establecer el valor del logro, debemos asociar la tarea de aprendizaje con las necesidades de los estudiantes.

Primero, los alumnos deben tener la posibilidad de satisfacer sus necesidades de seguridad, pertenencia y desempeño en nuestras clases. El salón de clases no tiene que ser un lugar aterrador o solitario.

En segundo término, debemos estar seguros de que los estereotipos sexuales o étnicos no interfieran en la motivación. Por ejemplo, si los estudiantes están de acuerdo con las nociones rígidas de masculinidad y feminidad, debemos poner en claro que tanto hombres como mujeres pueden alcanzar importantes logros en todas las materias y que no todas son el territorio exclusivo de un género.

Hay muchas estrategias para fomentar la motivación intrínseca, varias de las estrategias siguientes se tomaron de Brophy (1988)

1. Asocie las actividades de la clase con los intereses del estudiante en deportes, música, eventos de actualidad, mascotas, problemas o conflictos comunes con la familia y amigos, modas, televisión y personalidades del cine u otras características significativas de sus vidas (Shiefele, 1991). Pero asegúrese de conocer bien acerca de esos temas.

2. Despierte curiosidad Señale discrepancias asombrosas entre las creencias de los estudiantes y los hechos.

3. Haga divertida la primera tarea de aprendizaje. Es posible impartir muchas lecciones a través de simulaciones o juegos.

4. Use conceptos novedosos y familiares. No haga uso excesivo de pocos planteamientos de enseñanza o estrategias motivacionales. Todos necesitamos variedad. Variar las estructuras de las metas de las tareas (cooperativa, competitiva e individualista) puede ayudar, al igual que utilizar diferentes medios didácticos. Cuando el material que se cubre en la clase es abstracto o no es familiar para los estudiantes, trate de asociarlo con algo que conocen y comprenden.

Valor instrumental

En ocasiones, es difícil fomentar la motivación intrínseca y entonces los profesores deben confiar en el valor de utilidad o “instrumental” de las tareas. Es decir, es importante aprender muchas habilidades porque serán necesarias en clases más avanzadas o porque son necesarias para la vida fuera de la escuela.

Cuando estas relaciones no son evidentes, debería explicar las relaciones a sus alumnos. Hay un proyecto denominado PLAN, el cual es descrito por Janett Abi-Dader (1991), el cual contiene 3 estrategias principales que se utilizan en el programa para enfocar la atención de los estudiantes en el futuro, las cuales se describen en tres aspectos:

A) Trabajar con tutores o modelos, que dan consejos acerca de cómo seleccionar cursos, administrar el tiempo, tomar notas y manejar las diferencias culturales en la escuela; estos pueden ser alumnos más grandes o de otros grupos.

B) Contar historias acerca de los logros de antiguos alumnos

C) Sostener pláticas con orientación hacia el futuro como “cuando asistan a la universidad o “ “cuando trabajen”

¿Qué necesito para triunfar?

Cuando los estudiantes encuentran dificultades, como deben hacerlo si trabajan en un nivel desafiante, necesitan mantener su atención en la tarea. Si la concentración pasa a las preocupaciones acerca del desempeño, al temor del fracaso, o a la preocupación por parecer inteligente, entonces se pierde la motivación para aprender. A continuación se presentan algunas ideas para mantener la concentración en el aprendizaje.

1. Dé a los estudiantes oportunidades frecuentes de responder por medio de preguntas y respuestas, asignaturas breves, o demostraciones de habilidades. Asegúrese de verificar las respuestas de los estudiantes de modo que pueda corregir los problemas pronto, ya que de lo contrario, los estudiantes sólo le darán vueltas al error una y otra vez. Los programas de aprendizaje por computadora dan a los estudiantes la retroalimentación inmediata que necesitan para corregir los errores antes de que se conviertan en hábitos.

Con esto último no se pretende comparar la practica docente con un programa de computadora, la analogía sólo pretende que hay que resolver las dudas y posibles errores de los alumnos lo antes posible para que en sus próximos aprendizajes no lleven arrastrando dudas anteriores que hagan que se confundan más y tenga un efecto negativo en la motivación por aprender.


2. Cuando sea posible, haga que los estudiantes creen un producto terminado. Serán más persistentes y se enfocarán más en la tarea cuando el fin esté a la vista. Todos hemos experimentado el poder de concluir algo. Por ejemplo, yo comienzo con un proyecto de arreglar mi jardín, para lo cual voy y compro las plantas que deseo para sembrar y pienso que invertiré dos horas pero quizá me tome 5 horas terminar, pero estoy motivado por terminar para ver otra imagen en mi jardín.

Así, los alumnos cuando comienzan algo que les motiva, desean alcanzar la meta de concluirlo no sólo por la calificación que se les dará por dicho trabajo, sino por verlo terminado y sentir la satisfacción el haberlo hecho.

3. Evite poner mucho énfasis en las calificaciones y competencia. Si permite esto entre sus alumnos logrará que sólo experimenten ego en lugar de preocuparse por la tarea. En especial, para los estudiantes ansiosos, porque les causa gran impacto cuando se dá demasiado peso a la evaluación.

4. Reduzca el riesgo de la tarea sin simplificarla en forma excesiva. Cuando las tareas son riesgosas, la motivación de los estudiantes se afecta. Para tareas difíciles, complejas o ambiguas, dé a sus alumnos mucho tiempo, apoyo, recursos, ayuda y la oportunidad de revisar y mejorar su trabajo.

5. Modele la motivación para aprender de sus estudiantes. Hable acerca de su interés en la materia y de cómo maneja los problemas de aprendizaje difíciles. Conozca bien su materia, ya que eso permite que usted se sienta seguro y que a través de su confianza y seguridad en sus conocimientos puede transmitir la motivación.


En la siguiente tabla se resumen los requerimientos y estrategias básicas para fomentar la motivación del estudiante por aprender.

1. Cumpla con los requerimientos básicos. 3. Demuestre el valor del aprendizaje.
  • Proporcione un entorno de la clase organizado.
  • Sea un profesor que da apoyo
  • Asigne trabajo desafiante, de acuerdo al nivel de sus estudiantes.
  • Haga que las tareas tengan importancia

  • Asocie la tarea de aprendizaje con las necesidades de los estudiantes.
  • Asocie las actividades de la clase con los intereses de los estudiantes.
  • Despierte curiosidad
  • Haga que la tarea de aprendizaje sea divertida.
  • Utilice la novedad y la familiaridad.
  • Explique las relaciones entre el aprendizaje presente y la vida futura.
  • De incentivos y recompensas, en caso de ser necesarios.
2. Cree confianza y expectativas positivas 4. Ayude a los estudiantes a permanecer concentrados en la tarea.
  • Inicie el trabajo en el nivel de los estudiantes
  • Haga que las metas del aprendizaje sean claras, específicas y alcanzables.
  • Enfatice la comparación con uno mismo, no con los demás compañeros.
  • Comunique que la capacidad académica puede mejorarse
  • Modele una buena solución de problemas
  • Dé a los estudiantes oportunidades frecuentes de responder.
  • De a los estudiantes de crear un producto terminado.
  • Evite hacer mucho énfasis en la calificación.
  • Reduzca el riesgo de la tarea sin simplificarla en exceso
  • Modele la motivación para aprender
  • Enseñe tácticas de aprendizaje (teniendo presente un objetivo

Tome una característica de cada una de los requerimientos y estrategias para fomentar la motivación en sus alumnos y escriba un ejemplo para que haga conciente su actuación como docente y los efectos que tienen en sus alumnos.

Del esquema conceptual comenzado en el Tema 2, es el momento para que lo envié y así retroalimentar

7.Los diez mandamientos del aprendizaje para lograr la motivación en el proceso de enseñanza y de aprendizaje

I. Partirás  de sus intereses y motivos

II. Partirás de sus conocimientos previos

III. Dosificarás la cantidad de información nueva

IV. Harás que condensen y automaticen los conocimientos básicos

V. Diversificarás las tareas y aprendizajes

VI. Diseñarás situaciones de aprendizaje para su recuperación

VII. Organizarás y conectarás unos aprendizajes con otros

VIII. Promoverás la reflexión sobre sus conocimientos

IX. Plantearás tareas abiertas y fomentarás la cooperación

X. Instruirás en la planificación y organización del propio aprendizaje

Autoevaluación